Consul Honoraria Guatemala  
arrow button Misión
arrow button Trabajo y Talleres
arrow button C. H. en Jupiter
arrow button C. H. en West Palm Beach
arrow button Noticias
arrow button Enlaces de Interés
arrow button Contáctenos
1 • 2

Abogada recibe cargo consular

Por Ana Valdez
La Palma

"Esto no es sólo un cargo", dijo Illescas. "Lo que significa el cargo ya ella lo hace. Esto es sólo un reconocimiento por la gran labor que ella hace".

En la presentación, Illescas dedicó sus palabras a Jonathan, el hijo adolescente de Josephs, quien junto a su padre Mitchell acompañaron a Josephs durante su nombramiento.

"Los hijos somos el reflejo de lo que nos han enseñado los padres", dijo Illescas.

"A veces este tipo de trabajo es absorbente y a veces nuestros hijos nos pueden llegar a resentir. Pero en algún momento, (Jonathan) se va a acordar de esto", agregó la cónsul, refiriéndose a la labor constante que Josephs rinde en la comunidad.

El proceso de aprobación para ser nombrado cónsul honorario toma varios meses, dijo Illescas. En el caso de Josephs, el nombramiento fue aprobado por el Presidente Oscar Berger.

El que Josephs no sea guatemalteca no tiene nada que ver, dijo Illescas. "El cónsul honorario es alguien comprometido que quiera al país y tenga una trayectoria en la historia del país", agregó la cónsul. Para Josephs, su nuevo rol es simplemente otra manera de continuar su labor con los guatemaltecos.

"Quiero trabajar con guatemaltecos locales en integrarlos a esta sociedad de los Estados Unidos, sin que ellos pierdan su cultura", dijo Josephs.

Inmediatamente después de la entrega de la proclama, Josephs e Illescas iniciaron su primera conversación sobre los próximos planes para los guatemaltecos en el condado.

La actividad más inmediata, según Illescas, es desarrollar la Semana Binacional de la Salud, la cual se efectuará en varias ocasiones durante el mes de octubre. Localmente, se realizará el 13 de octubre en Forest Hill High, e incluirá la participación de médicos y entidades sociales dedicadas a los servicios de salud en el condado.

Ambas representantes del gobierno guatemalteco también están trabajando en una fundación para los deportados.

Con este proyecto, el consulado quiere ofrecer asistencia a aquellos que son devueltos a Guatemala, pero a veces están heridos o sin dinero tras intentar cruzar la frontera hacia los Estados Unidos.

"No les podemos solucionar todo, pero de alguna forma queremos que ellos sientan que a la gente les importa", dijo Illescas.

Josephs, quien reside en West Palm Beach, tiene una oficina de leyes de inmigración, pero mucho de su trabajo es pro bono.