Consul Honoraria Guatemala  
arrow button Misión
arrow button Trabajo y Talleres
arrow button C. H. en Jupiter
arrow button C. H. en West Palm Beach
arrow button Noticias
arrow button Enlaces de Interés
arrow button Contáctenos

Uniendo esfuerzos para ayudar en Guatemala

Por Fernanda Beccaglia
La Palma

La cónsul general de Guatemala en Miami, Beatriz Illescas (izq.), Aileen Josephs y Samuel Hairston celebran el nombramiento.
Tranquilino Gonzales (izq.), Roberto Tomas y Roberto Mojaras tienen como uno de sus proyectos entregar a cinco familias gallinas ponedoras. Gary Coronado/La Palma

Tranquilino Gonzales quiere que su gente en Guatemala no tenga que dejar su tierra para tener que hallar una forma de sobrevivir y la manera de sustentar a su familia.

"Cuando viajaba a Guatemala veía la necesidad en la gente, las familias, me daba mucha tristeza, ganas de llorar, entonces ponía de mi bolsillo o les daba de mis cosas", cuenta Gonzales, de 39 años.

Este guatemalteco —nacido en Santa Cruz Barillas— cuenta que en el 2007 se le ocurrió la idea de crear la Asociación Guatemaya Ix Balam para brindar a la gente de pocos recursos en Guatemala, una forma de lograr el pan de cada día.

"No queremos que (las personas) tengan que dejar sus tierras para sobrevivir", dijo Gonzales.

"Lo que hacemos es promover la ayuda en nuestro país para que nuestra gente pueda quedarse en su tierra", explicó.

Gonzales cuenta que cuando le nació la idea de la asociación se la comentó a su compañero de trabajo y amigo, Roberto Mojaras, de 40 años, también de Guatemala para emprenderla juntos. Mojaras, oriundo de Cuilco, estuvo de acuerdo y a ellos se les sumó, Roberto Tomas, de 43 años, nativo de San Miguel Acatán. Gonzales explica que vio la necesidad de que hubiera mujeres en la asociación y es así como se unieron Adelina y Blanca Mendoza, también de Guatemala.

Es así como en octubre del 2007 nació la asociación. Gonzales fue nombrado presidente, Mojaras tesorero, Tomas secretario y Adelina y Blanca las vocales.

Por otro lado, Mojaras expresa que la idea de la asociación es proveerle a la gente con lo básico para que salga adelante, pero sin mantenerlos.

"Nosotros les damos lo que necesitan para vivir y les enseñamos cómo cuidar de ello y mantenerse, pero ellos tienen que poner el resto y de su parte".
Gonzales dijo que uno de los lugares donde han aportado ayuda es en Cobán, Alta Verapaz.

El primer proyecto ya salió con éxito y Gonzales dice que piensan seguirle los pasos a las familias para ver cómo evolucionan.

"Tenemos planeado un viaje porque queremos ver cómo siguen estas familias", expresó Gonzales.

De hecho, este proyecto del que habla se trata de la compra y entrega a 50 personas de 642 matas de naranjas y mandarinas para que puedan dedicarse a cosecharlas.

El otro proyecto que está a toda marcha, ubicado en el municipio de Cuilco, departamento de Huehuetenango, es la entrega a cinco familias de gallinas ponedoras.

En Huehuetenango, Mojaras explica que pronto comenzarán la construcción de gallineros para ubicar 300 gallinas ponedoras.

Las familias también serán entrenadas en el oficio de cuidar gallinas ponedoras.

"Las familias tenían el terreno pero les faltaba el resto", contó Mojaras.

La asociación consiguió el financiamiento de 2.500 dólares para este proyecto a través de una donación hecha por Center for International Migration and Integration. CIMI es una organización israelí dedicada al desarrollo de la migración y la integración.

Tanto Gonzales como Mojaras dijeron que llegaron a CIMI a través de Aileen Josephs, residente de West Palm Beach y abogada de inmigración, a quien le deben mucho apoyo y ayuda en sus empresas.

En febrero del 2008, CIMI envió a Mojaras por una semana a Israel para que se familiarizara con la diáspora israelí —cómo la comunidad judía de aquí ayuda a la comunidad judía de allá.

"Es lo que queremos hacer nosotros con nuestra gente en Guatemala, ayudar a nuestra gente que está en Guatemala desde aquí"

Mojaras dice que al inmigrar uno pierde la identidad propia, la conexión con las raíces y la familia.

"Tenemos que hacer algo para que la gente se quede allí, en su tierra", expresó.

Pero enseñarles a las familias a sobrevivir no es la única meta de la asociación.

Gonzales explica que también está la alimentación y educación de los niños.

El dice que en Coban "hay unas 65 familias durmiendo en los basureros y los niños buscan comida entre la basura para poder sobrevivir". Mojaras agrega que no tienen ni para ropa ni educación.

"Donde trabajo, le pido a la gente que si me da ropa para donar, y voy juntando para mandar a Guatemala. Ya tengo tres cajas", dijo.

Para enviarla, explica que buscan ayuda entre aquellos que conocen y que tienen empresas de envío a Guatemala.

En materia de educación, Mojaras señala que están trabajando con patrocinadores para conseguir becas estudiantiles a nivel secundario para enviar a Cuilco.
"Necesitamos 14 (patrocinadores) y ya conseguimos siete.

La llegada de Gonzales a los Estados Unidos fue por la misma razón "que la de todo el mundo", hace 20 años, "en busca de una vida mejor".

Hoy vive en Palm Beach Gardens, con su esposa Catarina, de 22 años, y su hijo Jordan Balam, de 1 año.

Los días de Gonzales se pasan cortando el césped y los de Mojaras, cortando árboles.

"Todos hacemos lo mismo", dice Gonzales, quien agrega que no trabaja para nadie, su trabajo es día a día.

Gonzales agrega que antes de que surgiera la asociación, ya ayudaban en Guatemala.

Dice que en uno de sus viajes a Cobán entre él y Tomas juntaron dinero propio y marcharon hacia el supermercado.

Lo que compraron lo dividieron entre las familias necesitadas en relación a la cantidad de personas que había en cada casa.

Gonzales dice que entre todas las prioridades que tienen está finalizar la legalización de la asociación para poder crecer y salir adelante.

"Así podemos dar y hacer más", dijo. "Estamos buscando apoyo para terminar de hacer todos los papeles".

El costo es de unos 1.400 dólares, dijo Gonzales.

Agregó que piensan poner un poco de los bolsillos de todos porque necesitan actuar ya, "no queremos basarnos en falsas esperanzas".

Para información, o donar, llame al (561) 262-8749.